FORTALECER LA RESILIENCIA DE LOS PEQUEÑOS AGRICULTORES Y SUS TERRITORIOS


Con el objetivo de compartir saberes y prácticas, reuniendo numerosos actores internacionales implicados en nuevas maneras de pensar y hacer desarrollo, en las cuales la identidad y la diversidad local son catalizadores de dinámicas inclusivas de desarrollo local y territorial se realizó en Turín el Foro de Origen, Diversidad y Territorio del 19 al 21 de Septiembre. Esta iniciativa fue organizada por Diversités & Dévloppment en colaboración con la Organización de las Naciones Unidas para la Alimentación y la Agricultura FAO, la Secretaría de la Alianza para las Montañas, la Escuela Politécnica Federal de Zúrich (ETH-Zürich) y Slow Food entre algunos de los socios clave.


Dentro de la agenda de la reunión se abordó como uno de los ejes temáticos las herramientas e innovaciones para medir y ayudar a construir la resiliencia de los agricultores y territorios, con un enfoque particular en el cambio climático. La resiliencia de los sistemas agrícolas aumenta con la capacidad de los agricultores y sus sistemas de producción para hacer frente y adaptarse a dicho cambio y en la medida de lo posible, mitigarlo. La mayoría de las presiones para el cambio se deben a impactos ambientales, derivados tanto de la actividad humana o ambiental; si embargo las condiciones del mercado, la base de activos, el comercio y el cambio en las políticas también juegan un papel determinante y por tanto, la resiliencia debe tomar un enfoque holístico para ser medida.

La agricultura es uno de los sectores más afectados por la ocurrencia de desastres de origen ambiental y el impacto se refleja en la frecuencia e intensidad de las sequías, inundaciones, deslizamientos e incendios. Habitualmente son las poblaciones rurales y semi-rurales de escasos recursos financieros las que sufren estos daños y pérdidas; normalmente, carecen de medidas de aseguramiento y de los recursos financieros necesarios para recuperar los medios de vida perdidos. Los pequeños agricultores son vulnerables a los desastres y ante un evento pueden perder, sus cosechas y, los activos productivos como las herramientas, los suministros, el ganado, las semillas,y los alimentos almacenados.


Dentro los importantes resultados generados en el eje temático sobre herramientas e innovaciones para construir la resiliencia de los agricultores y territorios se generaron aportes sobre el desarrollo, la implementación y el uso de herramientas de evaluación de resiliencia. Asimismo, se intercambiaron datos y se propusieron metodologías para una evaluación de referencia mundial de la resiliencia, identificar la causa de la vulnerabilidad, así como las vías para desarrollar y fortalecer la resiliencia al cambio climático, con un enfoque particular en pequeños agricultores.


Se discutió asimismo sobre la posibilidad de crear una Comunidad de Práctica para la medición de la resiliencia en donde todos los actores pudieran contribuir y discutir sobre los enfoques y paradigmas más adecuados para ello. Asimismo, se resaltó que medir la resiliencia sigue siendo un reto, y para ello sería importante establecer un marco y principios comunes que permitan esta aproximación, así como alentar la inclusión de las partes interesadas para lograr mejores resultados.


Alberto Pascual, Director de Fundacion CoMunidad, participó como orador invitado en el Foro de Origen, Diversidad y Territorio, resaltó la importancia de integrar a los grupos organizados de pequeños agricultores, pastores, pescadores y poblaciones que dependen de los bosques en los procesos de formulación de Planes de Acción Local para la Resiliencia Municipal.


#TerraMadre


https://terramadresalonedelgusto.com/





           Fundación CoMunidad

                     E-mail

          f.comunidad@mail.com

©Copyright 2020. Fundación CoMunidad. Todos los derechos reservados.

  • Facebook
  • Instagram